• Facebook
  • Instagram
  • Italiano
  • Inglese
  • Francese
  • Spagnolo
  • Tedesco

Arcos rampantes y portal de entrada


Traspasado el Portal del Zodíaco se afronta la última rampa de subida a la iglesia: es una solemne escalera de piedra verde, bajo el juego de cuatro imponentes contrafuertes y arcos rampantes proyectados por el arquitecto Alfredo D’Andrade y acabados en el año 1937. A finales del siglo XVIII esta zona estaba completamente ocupada por construcciones y por tanto el Portal del Zodíaco no daba paso a una terraza abierta, sino a una zona cubierta a través de la cual se accedía a la iglesia. El D’Andrade demolió tal zona proyectando la escalinata y los arbotantes, para hacer frente a la inestabilidad estática de la pared sur de la iglesia.

Un amplio rellano permite obervar el artístico portal románico en piedra gris y verde que conduce a la iglesia. Fue construído por los arquitectos de Ugone en los primeros años del 1000. Incluso ahora comunica una gran impresión de acogida, seguridad y calma, gracias a su elegancia, y a su entrada abocinada.
Los diferentes arcos del portal están sostenidos por columnas con capiteles floreales. Encima del portal existe un canalón que termina en su parte derecha con la cabeza de un monje encapuchado, y en su parte izquierda (que falta en la actualidad) con la cabeza de un joven. Las columnas con arcos trilobulados claramente góticos y añadidos posteriormente, son restos del pórtico que protegía el portal.
Las puertas de nogal, realizadas en el año 1826, muestran las armas de San Miguel Arcángel y el diablo en forma de serpiente con rostro humano. En la parte alta a la izquiera del portal hay encajada una lápida funeraria romana de Surio Clemente, que data del siglo I a.C., y testimonia la presencia de una estación romana en este monte.

 

Externo

×
Interno

×
Monastero

×